Características de los bebés superdotados

La detección de la superdotación intelectual se puede realizar desde una edad muy temprana, es decir, hablamos de la detección bebés superdotados (0 a 3 años).

En la primera infancia, la familia es la que suele ser la primera en detectar una serie de señales muy características en los bebés superdotados, y muy ocasionalmente en las guarderías dónde los bebés superdotados suelen ser los más despiertos y precoces, pasando desapercibido porque se normaliza la situación bajo el argumento de que «unos bebés se desarrollan más rápido que otros sin que tenga mayor significación más allá del desarrollo madurativo diferencial en todos».

Es muy importante que los padres y educadores identifiquen las señales de cara a una detección temprana, ya que esto facilitará la crianza y educación, como, por ejemplo: realizar un seguimiento ya desde la educación infantil en su primera etapa (0 a 3 años), elección del centro educativo para los posteriores niveles, conocer las necesidades psicoafectivas, etc.

Padres que dudan de su competencia parental ante bebés superdotados

Muchos padres se sienten sorprendidos o abrumados cuando van notando que su hijo camina muy pronto, habla incluso con 1 año, o a los 2 años puede mantener una conversación sencilla con agudeza en su discurso y sus intervenciones.

El miedo y los sentimientos de inadecuación suelen ser experimentado primero por los padres en la medida que son conscientes de que no saben que pensar, sentir o hacer ante esta situación. Pueden convivir sentimientos de culpa y vergüenza por la incompetencia auto-percibida.

Será muy importante trabajar con los padres para poder generar un buen estilo de apego con estos niños, generar una vinculación segura en la que puedan sentirse cómodos tanto padres como hijos.

Si los sentimientos de inadecuación de los padres continúan en el tiempo, es posible que muchos bebés superdotados se conviertan en niños que perciben el mundo desde una inadecuación existencial importante, ya que el grupo primario e inicial (padres y hermanos) de dónde provienen estos bebés superdotados a veces les desconfirman su forma de ser (el bebé no se siente reflejado en el otro) debido a la sensación de inadecuación de los padres, que asume como suya propia (¿seré raro?).

Los padres primerizos normalmente son los que menos logran identificar las diferencias obvias entre los bebés superdotados de los que no lo son, ya que la inexperiencia los hace un poco más ciegos a ciertas características que no pasarían desapercibido en padres más experimentados.

La personalidad del superdotado, el carácter, el temperamento, la estructura psicológica, los principales mecanismos de defensa, y en general de cualquier persona…, suele configurarse a nivel estructural en gran medida hasta los 3-5 años aproximadamente, por lo que la tarea de criar bebés superdotados y educarles es realmente importante de cara a que puedan desarrollar una personalidad auto-protectora que les ayude a desarrollar sus altas capacidades, y que esta inteligencia en potencia no juegue en su contra en un futuro, como por ejemplo, los desajustes causados por la depresión en los superdotados, que suele ser existencial.

señales de bebe superdotado

Los padres deben estar alerta a las señales que indican que su bebé, por más pequeño que aún sea, probablemente pueda estar dotado con altas capacidades intelectuales.

Solicitar Sesión Gratis

Algunas de las características típicas en bebés superdotados suelen ser las siguientes:

El cerebro de los superdotados suele presentar algunas diferencias cualitativas y recientemente descubiertas cuantitativas. La diversidad funcional de esta neuroanatomía se presenta ya en los bebés superdotados, visibilizándose sobre todo en las siguientes conductas e hitos:

Bebés superdotados en el área sensorial y perceptivo

Presentan hipersensibilidad sensorial a los sonidos, olores, colores, texturas…, por lo que los juguetes que tienen gran potencial estimulante pueden sobre estimularle en exceso.

Suelen pedir de manera acusada elementos o situaciones que sean estimulantes. Puede ser tan intenso el nivel de demanda de estimulación que cuando no lo tienen pueden mostrarse alterados e irritables. Cuando se les estimula se suele observar que su nivel de atención es total.

Su nivel perceptivo es mayor, por lo que suelen mostrarse alertas desde muy temprana edad. Esto se suele traducir en que pueden enfocar muy bien la mirada y cuestionar aparentemente las situaciones con sus gestos.

Bebés superdotados en el área psicomotriz

En el área psicomotriz, pueden aprender a caminar sobre los 8 meses, poco antes del año. Además, suelen tener habilidad para realizar ciertos movimientos complejos para su edad.

También es posible que parezcan tener mucha mucha energía física para la acción y sea difícil que se cansen.

Bebés superdotados en el área cognitiva

En el área cognitivo y de lenguaje, la memoria suele ser muy buena, recordando personas, objetos, lugares y su capacidad de imitación se manifiesta muy pronto (pueden reproducir canciones antes de los 2 años).

Es posible que sean conscientes muy pronto de la existencia de un objeto cuando este se les esconde, por lo que es más complicado “engañarles” o “distraerlos”.

Inician a emitir sus primeras palabras alrededor de los seis meses, y al año es posible que puedan comunicarse de manera sencilla pero clara e incluso entender matices en el lenguaje. Se interesan muy pronto por las letras y los números.

Su estilo de aprendizaje suele ser mayormente autodidacta, sobre todo por curiosidad y observación, lo cual les permite desarrollar muy rápidamente la intuición , por lo que pueden aprender a realizar ejercicios mentales mucho antes de las edades previstas para ello, como por ejemplo operaciones matemáticas o escribir con mucha facilidad y comprenderlo antes de los 3 años.

Bebés superdotados en el ámbito psicosocial-relacional

En el área psicosocial-relacional, es posible que guie o ayude a sus compañeros que aún no saben comer o que no saben como funciona alguna cosa, también pueden tener tendencia a aislarse a jugar solos utilizando su gran fantasía y focalizando toda su atención en ello.

Ante la autoridad con la que no sintonizan emocionalmente ni cognitivamente, pueden mostrarse desobedientes, irritables o oposicionistas, probablemente porque les proyectan una imagen de inseguridad de las que pueden sentirse incómodos.

El sueño puede verse alterado, tanto en reducción de horas de sueño, como también manifestar una tendencia a tener dificultades para conciliar el sueño o no tener intención de querer dormir.

A partir del año, como podría ser normal en cualquier bebé, comienza a desarrollar la fantasía, pero esta fantasía suele ser muy elaborada, con elementos muy bien estructurados y bien hilados en tiempo y espacio, por lo que también es habitual que ya puedan disfrutar de cuentos los cuales les ayuda a simbolizar y comprender mejor sus pensamientos-fantasía. Es importante comenzarles a ser consciente de las ventajas y desventajas del pensamiento divergente.

bebe con altas capacidades

La existencia de bebés superdotados es aún polémica debido a la dificultad para definir una superdotación o una simple precocidad en su desarrollo madurativo para su edad.

 

A todo esto, es normal que os preguntéis que si detectáis la existencia de posibles bebés superdotados…

¿Se debería realizar una identificación formal mediante pruebas?

En esta etapa tan inicial no se recomienda hacerlo, pero si se recomienda, poder recopilar toda la información que podáis desde la guardería y en casa, sus dibujos, las producciones que realiza, tener presente sus hitos evolutivos e intentar registrar esta información que si que será muy útil para una futura evaluación de superdotación o talentos.

Probablemente a partir de los 7 años sea un buen momento para planteárselo.

¿Qué otras cosas se pueden ir haciendo?

Se recomienda que si los padres son primerizos o comienzan a verse sobrepasados ante la aparición de estas características de bebés superdotados, busquen orientación psicológica especializada en este tema, con el fin de conocer el tema de las altas capacidades intelectuales, como abordarlo en la crianza y educación de posibles bebés superdotados y mejorar las competencias parentales.

Incluso realizar psicoterapia individual si existe un padre/madre que se siente muy afectado/a por temores familiares de su propio pasado que le hacen dudar sobre su capacidad para acompañar a un hijo excepcional.

Pedir cita

Shares

error: El contenido está protegido !!