Hacia una nueva normalidad de las altas capacidades intelectuales

A lo largo de la historia se han realizado diversos estudios que intentan explicar una misma realidad: el qué se entiende por persona con alta capacidad y generar una normalidad de las altas capacidades. A partir de esta duda, se generaron una gran variedad de conceptos que se utilizaban indistintamente para referirse a lo mismo.

Esta ausencia de acuerdo para la delimitación y definición sobre alta capacidad intelectual, es uno de los motivos que a lo largo del tiempo ha generado una falta de sensibilidad social y consideración personal hacia personas que tienen una serie de características que las hace especialmente diferentes. Eso ha degenerado en mitos sobre las altas capacidades que han tenido gran calado en el imaginario social y cultural.

Lo que se entendía por normalidad de las altas capacidades en términos sociales en épocas pasadas, ha estado representado por la posesión de un grado alto de inteligencia (CI o inteligencia general), una conducta excéntrica, y la creencia de que esa condición fue creada bajo entrenamiento y estimulación.

nueva normalidad coronavirus

En el pasado se pensaba que los niños superdotados se creaban o habían sido estimulados de manera artificial.

Aspectos que redefinen la nueva normalidad de las altas capacidades

Existen aspectos importantes que dificultan llegar a un acuerdo o un entendimiento social por parte de la población general, y también existen diferencias dentro de la comunidad científica internacional.

El primero de ellos son los diferentes conceptos de inteligencia que existen, la cual es el factor más importante para definir la alta capacidad intelectual.

El segundo, es el poco consenso a la hora de delimitar cual es el punto de corte o el grado de inteligencia necesario para que se valide la alta capacidad intelectual.

El tercero, es el error sistemático de considerar solo aspectos relacionados a procesos cognitivos para identificar la alta capacidad intelectual, sin tener en cuenta las habilidades, actitudes, creatividad, variables socioemocionales, de personalidad, etc.

El cuarto es la confusión generada al utilizar términos diferentes para hablar de alta capacidad intelectual (sobredotado, altas habilidades, eminencia, talentoso, talento complejo, etc.).

También cabe recordar, que en la actualidad, la evolución del concepto de inteligencia ha generado nuevas áreas de conocimiento como: altas capacidades y talento, debido a la estrecha relación con la forma de entender el funcionamiento intelectual que se maneja en diferentes modelos de la inteligencia, los cuales explican diferentes propuestas y han construido diferentes instrumentos psicométricos para realizar la medición de esta.

Esta claro que mientras más exactitud exista en las explicaciones conceptuales se sabrá con más concreción a quién o a qué se hace alusión y a partir qué modelo explicativo o descriptivo. Esto resultará favorecedor para el reconocimiento y la intervención educativa, psicológica, social, familiar que se requiere, en función de las peculiaridades, características y necesidades nuevas que se van descubriendo en la actualidad.

La nueva normalidad de las altas capacidades en el futuro

Se espera que en el futuro, la pregunta de hacia dónde se dirige la nueva normalidad de las altas capacidades, sea respondida bajo el prisma de un modelo unificado que explique la alta capacidad. Además de otra serie de tareas pendientes como:

  • Reflexión y concienciación social sobre el valor y el reconocimiento que ha de tener la inteligencia.
  • Campañas de identificación y diagnóstico masivo desde las primeras etapas educativas.
  • Protocolización general de la atención psicoeducativa a las necesidades especiales.
  • Legislación y normatividad accesible y resolutiva para agilizar trámites legales relacionados a la demanda de apoyos debido al exceso de inteligencia.
  • Programas de prevención y promoción de la salud mental a nivel personal y psicosocial relacionadas al exceso de inteligencia.
  • Formación especializada y acreditada de expertos en altas capacidades en diferentes áreas del conocimiento (profesores, psicoterapeutas, entrenadores, etc.)
Shares