Mi hijo es superdotado ¿Qué hago?

Mi hijo es superdotado ¿Qué hago?

Mi hijo es superdotado y no sé que es lo que debo hacer. Es lo que muchos padres me dicen, a lo que yo siempre respondo: Primero que todo, debéis calmaros y mirar a vuestro hijo no como “nuestro hijo superdotado”, si no como vuestro hijo al que queréis mucho, y que tenga la condición que tenga, siempre seréis sus padres, os querrá mucho y os necesitará para muchas cosas. Tan solo con pensar así, ya habréis logrado mucho, creedme… 

Los principales dudas suelen venir por: el tema de la crianza, la educación y el hecho de no sentirse competentes. Pero esto es así, tocan los hijos que tocan desde que el mundo es mundo y ya muchos padres han podido apañárselas, vosotros no seréis la excepción.

Algunas preguntas frecuentes que me suelen hacer los padres:

Mi hijo es superdotado ¿Ha de recibir algún tipo de educación especial?

En la medida de lo posible, lo mejor es tratar que el niño tenga un programa educativo individualizado en su centro educativo, que sean flexibles con la atención a sus necesidades educativas especiales.

También está la opción de llevarlo a una escuela especializada para niños con altas capacidades, pero esto muchas veces no es necesario, ya que estos niños serán adultos algún día, y créeme, para los adultos casi no hay programas de apoyo o educación especial, sean superdotados o no, así que lo más idóneo es que tu hijo pueda lidiar con el sistema educativo estándar (flexibilizando todo lo necesario para su caso en la medida de lo posible) y con sus habitantes…, y salir bien librado gracias a su alta capacidad, este aprendizaje es el que vale oro de cara a lograr habilidades sociales y vivir integrado en la sociedad (dentro de lo que cabe).

Mi hijo es superdotado y me siento desbordada, no sé que es lo mejor para el/ella

Esta duda la tienen todos los padres, sean sus hijos superdotados o no, así que toma un respiro y relax. Lo que tu elijas para tú hijo estará bien, sea lo que sea, y si no, tú te encargarás de que funcione (tienes que). No temas el perder el control de la situación, tú eres la adulta y tú amas a tu hijo.

Además, cuentas con las ventaja de que muchas veces, los niños superdotados son muy buenos realizando razonamientos morales y existenciales, por lo que si dudas de algo, tienes el comodín de preguntarle su opinión “a fondo”, por más que creas que el tema no lo podrá entender, créeme que ellos entienden el mundo de los adultos mucho más de lo que nos parece, así que escuchar su reflexión sincera podría despejarte muchas dudas.

Incluso con solo saber cuales son sus miedos a futuro, ya puedes hacerte una idea de por donde deben ir los tiros. Aprovecha que tienes un hijo superdotado, no sientas que no estas a la altura.

En general, si los hijos notan inseguros a los padres, esos adultos que supuestamente saben y pueden solucionar problemas grandes, te pregunto a ti: ¿de donde se apoyarán ellos entonces?, los hijos se preguntarán: ¿si mis padres no saben que hacer, entonces quien? ¿Yo debo asumir esa responsabilidad? Y así es como de manera asegurada comienza el desorden en vuestra relación familiar.

Mi hijo es superdotado ¿Qué podemos hacer para poder ayudarle a desarrollar sus altas capacidades?

Muchos padres se plantean lo de: ¡Mi hijo es superdotado!, vale, entonces hay que sacarle provecho…, si lo sé, es lamentable, pero tanto este tipo de padres como los que tienen la mejor de las intenciones, muchas veces optan por pensar: necesitamos estimularle mucho, tiene que tomar clases extraescolares de esto y aquello, tiene que ir a estudiar a una universidad extranjera bien rankeada, porque si no, se está desperdiciando su potencial, y si desperdicia su potencial, seguro se sentirá mal y fracasado.

Ok, relax…, lo primero sería mejor plantearse:

  • ¿Qué tipo de intereses tiene tu hijo?
  • ¿Te ha pedido algo en especial?

Esperad un poco, no hagáis planes sobre la vida de vuestro hijo sin que él haya opinado o haya demostrado ciertas preferencias por algo en concreto antes.

Los superdotados son muy emocionales, les puede encantar el conocer, aprender, descubrir, pero si no tienen una persona que sea su apoyo emocional, no se sentirán completos jamás, por más éxito (académico-laboral) que tengan ¿Y quienes mejor que los padres para ser este apoyo cuando son niños?, te aseguro que vuestro hijo apreciará mucho más que lo comprendáis y lo améis tal cual es, siendo o no siendo un Einstein o similar, el resto ya se verá.

El entorno en el que crezca el niño superdotado es importante, pero no me refiero a un entorno cultural-social alto (no todos los niños superdotados tienen la suerte de nacer en un entorno así, sin embargo, tienen la capacidad para hacer algo que cambie su entorno, ¡Como todos los que trabajamos intensamente por algo cuando lo deseamos de verdad!), si no a un entorno cálido, familiar, con comunicación afectiva, que le brinde seguridad y apoyo moral y emocional para cualquier cosa que el desee hacer en el futuro.

Por otro lado, sería bueno que compartierais un poco más de tiempo con vuestro hijo, desde que este es muy pequeño, para conocer sus inquietudes, sus dudas, sus razonamientos e ideales por más raro que te puedan resultar, y tratar de no juzgar estas ideas. Muchas veces, los padres optan por pensar: es su mundo, mejor no me meto, ya me contará…, y eso puede o no puede pasar, si no pasa (seguro pensareis que no necesito contarles nada o simplemente ni os disteis cuenta cuando trato de hacerlo), cuando el niño crezca y sea un adolescente o joven, sentiréis que no os entendéis en nada, y seguro que no es lo que buscais ¿verdad?.

A nivel educativo, desarrollar las altas capacidades se consigue mediante la adaptación curricular en el centro educativo (has de ser fuerte y exigirlo en el centro en el que este tu hijo), también podéis buscar programas de enriquecimiento extraescolares, los cuales consisten en proporcionar a los alumnos superdotados, otras oportunidades de aprendizaje en compañía de sus iguales (otros niños superdotados).

Algo importante que no debéis olvidar, es que cuando la escuela se acaba (en verano), vosotros tenéis que ocuparos la mayor parte del tiempo de seguir estimulando y apoyando a vuestro hijos, si no sabéis como, podéis consultar actividades para niños con altas capacidades en vacaciones

coaching para altas capacidades
Son los padres los que generan en sus hijos la motivación que necesitan para cumplir sus objetivos, y también son los que les ayudan a madurar emocionalmente.

¿Por qué mi hijo es superdotado? Nosotros sus padres no lo somos ni conocemos a nadie en la familia que lo sea

Eso es lo que vosotros creéis jeje. No sería una sorpresa que una vez identificado el hijo, se identifica que uno de los padres es superdotado y ni lo sabíais. Además, seguro que si investigáis bien, habrá alguien en la familia que destacaba por ser hipersensible, testarudo, persistente o era considerado el incomprendido de la familia.

Estudios recientes afirman que gran parte de la inteligencia se hereda de la madre y la emocionalidad del padre, por lo que ya tenéis una primera pista por donde tirar, no tiene porque ser siempre así, pero puede ayudaros en vuestra investigación. Es probable que en vuestro sistema familiar (abuelos o bisabuelos o quizás más atrás…) si haya habido algún superdotado. Yo, desde la visión sistémica que manejo para atender a estos casos, recomiendo siempre, en la medida de lo posible, tratar de identificar quien era ese familiar que pudo haber sido superdotado.

Identificar y dar su lugar a un familiar antepasado que fue superdotado y nunca se le identifico como tal, ayuda a desenredar los conflictos familiares que se heredan de generación en generación. Esto me sirve mucho para solucionar los conflictos que traen los padres a consulta, los cuales suelen ser así: mi hijo es superdotado, le tratamos como mejor podemos, y aún así tiene muchos problemas de comportamiento, de relación y no sabemos por qué ni que hacer.

Para esto, yo uso la Pedagogía Sistémica, una intervención que me permite descubrir las creencias, sacrificios y tabúes familiares que se han transmitido de generación en generación, los cuales pueden afectar al desarrollo de tu hijo, sobre todo si es superdotado, ya que los superdotados son más sensibles a captar y entrar en el juego de estos patrones familiares repetitivos, así como también, tienen mayor facilidad para sufrir sus efectos debido a su hipersensibilidad.

Desde la visión sistémica del por qué de la superdotación, es una posibilidad que el niño superdotado haya llegado a la familia para cambiar algunas dinámicas que no estaban funcionando, unirlos más o cumplir un papel relevante, así que atención con esto.

Si queréis mejorar la relación con vuestro hijo/a superdotado/a y afrontar tu maternidad o paternidad desde la fortaleza y el bienestar, puedes probar el Coaching para padres con hijos superdotados, también para desenredar creencias y tabúes familiares que inconscientemente pueden estar afectando en el desarrollo y la educación de vuestro hijo/a.

En cuanto le pilléis ”el truco” a la comunicación efectiva, el acompañamiento y la educación emocional con vuestro hijo, seguro que ambos diréis: Mi hijo es superdotado y ¡somos muy afortunados!.

Solicitar Sesión Gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.